Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Cáritas Europa reclama dignidad y derechos para todos los trabajadores migrantes en la UE

En una declaración con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, que se celebra en 20 de febrero.


Cáritas Madrid. 17 de febrero de 2018.- Con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, que se celebra el próximo el 20 de febrero, y con vistas a las próximas negociaciones intergubernamentales sobre el Pacto Mundial sobre Migración (GCM), Caritas Europa hace un llamamiento a la Unión Europea y a todos los Gobiernos europeos para que fomenten una mayor una Europa incluyente que garantice unas condiciones laborales dignas para todos los trabajadores migrantes, incluidos los que se encuentran en una situación irregular. Los trabajadores migrantes contribuyen de forma notable a nuestras sociedades y nuestras economías, pero es hora de que también respetemos su dignidad y reconozcamos sus derechos.


"Trabajé en Bélgica para una empresa de construcción. Yo era irregular. No tenía ningún documento, así que le tenía miedo a la policía. El empleador casi nunca pagó mi salario. Mi esposa y yo estábamos escondidos; a veces no teníamos nada que comer y teníamos problemas para pagar el alquiler ", explica Gabriel, un inmigrante de Brasil que trabaja en Bélgica y cuyo testimonio ha sido recogido por Cáritas Bélgica.


Los trabajadores migrantes se han convertido en la piedra angular de nuestras sociedades. Mantienen nuestras economías, particularmente en sectores básicos, como la agricultura y la limpieza. Los trabajadores migrantes hacen que nuestras sociedades sean más diversas y multiculturales, y contribuyen a mantener saludables nuestros sistemas de bienestar. Si bien valoramos a los trabajadores migrantes por su trabajo, rara vez nos aseguramos de que se garanticen y hagan cumplir sus derechos como trabajadores y como seres humanos. Los trabajadores migrantes, especialmente aquellos en situación irregular, son especialmente vulnerables a la explotación laboral. Pueden estar a merced de agencias de contratación dudosas, que exigen tarifas de contratación exorbitantes, o quedan atrapados en los niveles más bajos del mercado laboral, donde los estándares de trabajo son inexistentes o no se aplican. Temiendo la detección o las represalias, o careciendo de suficiente conocimiento sobre sus derechos, muchos trabajadores migrantes irregulares a menudo son incapaces de buscar una solución legal a su situación.


"En los últimos años, la UE y sus Estados miembros han priorizado cada vez más el control y la represión migratoria en detrimento de una política integral de migración laboral. En Caritas, creemos que los derechos de los trabajadores migrantes, incluidos los de los migrantes irregulares, deberían garantizarse y aplicarse, porque eso garantiza que los derechos y la dignidad de todos en la sociedad se respeten plenamente ", señala Shannon Pfohman, directora de Incidencia Política de Caritas Europa.


Esta semana, los Estados debaten en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el primer borrador del Pacto Mundial sobre Migración (GCM), un acuerdo pionero diseñado para mejorar la gobernanza global de la migración. El GCM se inspira en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y, entre otros, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre migración segura y derechos laborales. Esta es una oportunidad para que los Gobiernos europeos reafirmen y refuercen su compromiso de proteger los derechos de todos los trabajadores migrantes, salvaguardar las condiciones que garantizan el trabajo decente y sentar las bases para el desarrollo de una política de migración laboral más integral que reduzca la incidencia tanto de la migración irregular como del tráfico y tráfico de personas en Europa.